logo

Copyright Mapache Comunicación - 2018
Mapache | LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN UNA EMPRESA
2485
post-template-default,single,single-post,postid-2485,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN UNA EMPRESA

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN UNA EMPRESA

Muchas son las empresas que no dan a la comunicación la importancia que tiene. En todas las empresas es básico que se comuniquen las acciones, tanto internas como externas, para permitir a la empresa presentarse como una organización transparente. Obviamente la transparencia es sinónimo de credibilidad, y ésta es básica para convencer al público. Los consumidores de hoy en día ya no compran un producto exclusivamente porque un famoso lo patrocina, ya son muchos los públicos que van más allá de eso y buscan la verdad. Su pretensión es conseguir que lo que compren sea lo que pensaban que iban a comprar. Volvemos entonces al concepto credibilidad; si confiamos en una compañía, adquiriremos sus productos o contrataremos sus servicios.

Pero ya no es solo importante la comunicación como imagen hacia el público sino que es fundamental dentro de la empresa. Como ya se sabe, los rumores son los tumores de la organización, ya que pueden provocar un mal ambiente de trabajo, generar una mala imagen de la empresa (dado que a la hora de la verdad los trabajadores también transmiten parte de la imagen de la marca), dificultan las relaciones dentro de los distintos departamentos, y una infinidad más de problemas traducidos en pérdidas de dinero que serían sencillamente resueltos a través de una comunicación fluida dentro de la organización.

“Si una empresa no comunica, no existe… Hagamos que nuestras empresas existan“

Además de la importancia de la existencia de una buena transmisión de información tanto de forma interna como externa, debemos tener en cuenta una condición básica: la necesidad de adaptarse a los cambios en el ámbito de la comunicación. Las nuevas tecnologías como redes sociales, foros, blogs… permiten a los consumidores expresar opiniones, insatisfacciones, incluso quejas acusatorias directamente hacia productos o empresas. Así, es sencillo hoy en día que la reputación de una marca caiga en picado por un comentario negativo que se extienda por Twitter, por ejemplo. Por ello, las organizaciones han de tener en cuenta que los medios tradicionales han pasado a compartir su escenario con los social media y para estar completamente al día de la actualidad que les incumbe es necesario una presencia en éstos.

Pero cuando hablo de presencia no me refiero a crearse un perfil en una red social, y esperar a que se actualice sola; presencia activa es de lo que hablo, interactuando con sus clientes y públicos para ofrecerles una inmediatez y una cercanía que no podrían ofrecer los medios tradicionales. Ahora bien, las generalizaciones son odiosas, y lo que acabo de decir no es ley universal ya que la inclusión de una estrategia dentro de los social media no siempre es justificada. Cada empresa presenta un caso diferente, y se debe analizar su situación y elaborar la estrategia de comunicación específica en base a sus circunstancias concretas, por lo que las empresas deben estar en los medios sociales siempre y cuando proceda. Así, el factor común a todo lo anterior expuesto es la necesidad de la comunicación en todos los ámbitos, dado que si una empresa no comunica, no existe… Hagamos que nuestras empresas existan.

No hay Comentarios

Publica un comentario