logo

Copyright Mapache Comunicación - 2018
Mapache | COMUNICACIÓN INTERNA: TRABAJO EN EQUIPO
2695
post-template-default,single,single-post,postid-2695,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

COMUNICACIÓN INTERNA: TRABAJO EN EQUIPO

COMUNICACIÓN INTERNA: TRABAJO EN EQUIPO

Un grupo de personas trabajando juntas no necesariamente es un equipo de trabajo. Para que se pueda decir que existe un equipo debe haber objetivos comunes, motivación e identificación; para lograr que nuestro grupo de trabajo se convierta en un verdadero equipo, es crucial tener en cuenta la comunicación interna.

Para que esta comunicación de frutos, se deben dejar atrás las ideas de empresas del siglo XX en el que la comunicación sólo era de arriba hacia abajo, del jefe al subordinado. La forma gestión de las empresas ha cambiado y sigue cambiando, así que la comunicación debe abarcar un todo que permita el diálogo tanto vertical como horizontal.

La comunicación nunca debe ser unidireccional. ¿Cómo lograrlo? 

Seguro que recuerdas que no hace más de diez años se enviaban circulares y se hacían publicaciones institucionales, pues, aunque en grandes empresas o en entidades del gobierno esto suele ser común, las empresas innovadoras ahora utilizan Redes Sociales Corporativas, aplicaciones de gestión de proyectos, Intranets 2.0, etc.

Estas herramientas permiten que nuestros trabajadores conozcan los objetivos y las políticas empresariales, así como tareas, proyectos, documentación y un largo etcétera. Su objetivo primordial es informar y que la información llegue justamente a quien debe.

Por otro lado, encontramos la retroalimentación que los trabajadores dan a los directivos, esto permite obtener ideas y sugerencias, conocer las necesidades reales de nuestro personal y ajustar aquellos puntos en los que parezca que se ha perdido el objetivo. Las herramientas más comunes para lograrlo son las encuestas y entrevistas, además de las reuniones periódicas de los directivos con los trabajadores, el chat, las publicaciones en Redes Sociales Corporativas o los CRM’s, etc.

Por su parte, la comunicación entre trabajadores se da en las relaciones de amistad, los grupos de trabajo, las sesiones ocio, la formación interna etc. Ésta es la comunicación que, como no se puede medir, podría llegar a ser tóxica para la empresa si es que no se logra controlar de algún modo, es por ello que se debe buscar y fomentar un ambiente agradable.

La comunicación interna crea el trabajo en equipo, une a las empresas y a sus empleados, permite la interacción necesaria para que se dé la comunicación en la mayoría de sus ámbitos, es necesario mantenerla activa y revisada, medida y con objetivos específicos que apoyen en mayor impacto a la empresa.

 

No hay Comentarios

Publica un comentario